Italia 1990: el apocalipsis comunista II / por Daniel Buschi

La unión era la fuerza pero dicen que la gerontocracia a veces pierde la noción de lo que está pasando. 

A vuelo de pájaro, 1990-2014

Separado en distintas banderas de denominación, la Ex Yugoslavia no consiguió todavía un sucesor deportivo exitoso. En Brasil 2014 representan porciones territoriales Croacia y Bosnia, en 2010 participaron otras partes escindidas como Eslovenia y Serbia-Montenegro (después descomprimida, en Serbia, Montenegro y Kosovo). La república de Macedonia no era la que aportaba la gracia deportiva y no tuvo participaciones mundialistas.
Checoslovaquia dejó muy atrás sus épocas de gloria. Tanto La República Checa como la República de Eslovaquia obtuvieron clasificaciones pero no consiguieron dar el paso a una segunda ronda.
Rumania mejoró de manera notable después de la ejecución de Ceasescu. Si para los mundiales anteriores al 90 no había conseguido clasificaciones, en Italia consiguió pasar a octavos y en Estados Unidos a Cuartos de final. Terminada la oleada o solidificado el sistema de consumo, después de 1998 volvió a caer en el ostracismo.
Alemania con la reunificación obtuvo en 1990 su último campeonato, y se mantuvo entre los primeros ocho puestos en los mundiales que siguieron.
Rusia, como heredera de los sucesos deportivos de la URSS, a partir de 1990 nunca consiguió pasar a una segunda ronda y 2014 es el primer mundial que juega desde Corea y Japón 2002. La Unión soviética que consiguió llegar a la final de la eurocopa de 1988, se desvaneció con la escición. La columna futbolística había sido durante los ochentas los jugadores provenientes de Ucrania, tales como Oleh Blokhin (máximo goleador histórico con 42 goles y 112 veces internacional con la selección Soviética), Oleh Protasov (segundo goleador histórico con 29 goles), Anatoliy Demyanenko (Puntero izquierdo con llegada, 80 partidos y 6 goles), Hennadiy Lytovchenko (58 partidos y quince goles) y Volodymyr Bezsonov (Defensor central rápido y con buen cabezazo, jugó 79 partidos y marcó 4 goles). Sin embargo Ucrania, por su propia cuenta, no consiguió todavía la clasificación a ninguno de los mundiales.

 

 

Anuncios