Croacia IV / por Charly Gradin

Pericich, Rakitich, Kovacich, Oricich, Moderich, amigos, lo hicieron bien. Queremos felicitarlos. Estamos orgullosos de ustedes. Seguimos sus movimientos y no pudimos descifrarlos, ni por un momento. Aunque lo intentamos. Los vimos calmos mientras los brasileños corrían. Los vimos avanzar en línea, en escuadra, siempre despacio. Fue insoportable. Ahora estoy solo, y ya no tengo tiempo de analizar. La web es un océano de bibliotecas, y en todas ellas pareciera haber enciclopedias dedicadas a los partidos de Croacia. Nunca se terminan, sus diagonales parecen haber consumido vidas enteras. Hoy las vi, como todos, casi sin querer. Y desvié la mirada para captar mejor su radiación de fondo, según explican, para verlas al sesgo. Pero sigo confundido.

Ganó Brasil. Jugadores croatas, sigan adelante, ya los alcanzaremos. Un día nos sentaremos a charlar, y nos presentaremos y habrá tiempo para pasar en limpio este partido, y todos los que vendrán, y los que ya jugaron, sin que lo supiéramos. Su juego seguirá confundiendo a los fans de Youtube durante años, con su mezcla de velocidad y permanencia. Los veo de nuevo, correr sobre el césped, y son como la bola lenta que tiraban los jugadores de las grandes ligas de baseball en los dibujos animados de la Warner. O como las boyas que flotan en los ríos envenados del mundo. Curan la mente y despiertan los sentidos, y dejan el mundo casi en el mismo estado en que estaba antes de empezar. Son preguntas zen. Ya vendrán los curiosos a buscar los rastros del cambio. Y hablarán durante días y noches, y nunca se vislumbrará el fin, hasta que al final empiecen a irse de a poco, hasta que no quede nadie, salvo su recuerdo y la duda.
Hoy ganó Brasil. Pero no estamos seguros. Íbamos a juntarnos con #florenciaminici para ver el partido, pero algo falló. Llovía en Buenos Aires, cundía el desánimo. Son tiempos difíciles. #ceciliaeraso avisa por twitter que vieron a alguien con la remera de Croacia en la esquina de Senillosa y Crocia. Creo que lo conozco.
Jugadores crotas, ¿están seguros de lo que están haciendo?

Anuncios