Chau / por Mariano Blatt

Yo era el saltamontes que se posó en tu hombro.

Anuncios