#francia

L’ équipe de rêve/ por Iván Coquand

Muchachos, Francia está en sus manos

¡Allez, allez!

¡Igualdad, fraternidad!

France

Anuncios

7 postales del Mundial desde París/ por Miguel Ángel Petrecca

1. Es el jueves a la mañana, el jueves de la inauguración del mundial. En el correo de la vuelta de casa los empleados llevan cada uno una banderita prendida del pecho: diviso Uruguay, Italia, México, Brasil, Argentina, girando atareados por el salón, mientras espero mi turno detrás de un africano que despacha una carta a una amiga en Alemania. Sobre el dorso del sobre papel madera el nombre de la destinataria está escrito en una letra grande, redonda y esmerada, un poco temblorosa. Le pide a la empleada que le muestre estampillas: la empleada va sacando una por una: de Margarite Duras (“sí, póngame un par de esas”), del oso panda (“hermosa, sí, tres de esas”), por último una conmemorativa del Día D: “Sí, también.” Aunque no sé si a los alemanes les va a gustar, agrega, bromeando. En ese momento, miro el teléfono y veo un mensaje de whatsapp. Me bajé el programa hace un par de horas, como si fuera especialmente para el mundial. Se me ocurre que así como el del 78 fue el de la tele a color, cada mundial queda asociado a una tecnología: este va a ser el mundial del whatsapp, le comento por whatsapp a mi amigo. Al menos para mí tal vez, que por primera vez paso uno fuera de Buenos Aires. Mi amigo me cuenta que se acaba de pedir dos semanas de vacaciones y que se compró una tele nueva. Para qué una tele nueva, si ya tenía una enorme. “Esta es más grande, es mejor.” Y me manda la foto de la tele por whatsapp. Efectivamente, es una tele enorme.

2. A la noche del mismo día, voy a ver el primer partido del mundial a una casa donde organizan una pequeña fiesta de inauguración. El departamento está en una zona africana de la ciudad, en el barrio 18: 90% de caras negras, peluquerías africanas, negocios de ropa, restaurantes africanos. Un barrio de mucho movimiento. Pero ahora son las 9 (iba a decir “de la noche”, en realidad estamos a plena luz del día), las persianas de los negocios están cerrados y sólo quedan algunos restaurantes y grupos de africanos que charlan en la calle, basura en las esquinas. En frente del depto, una peluquería: “OBAMA FASHION”, con la imagen del presidente americano en la vidriera. Arriba me encuentro con mi amiga Laura y su esposo Obi que acaban de volver de Etiopía: ellos vienen de la verdadera África, bromeamos. Se va llenando el lugar, se termina el guacamole, viene el couscous, se mueven unos sofás de lugar y todos se acomodan para ver el partido. La hinchada, francesa, se inclina hacia el visitante (aunque hay un par de remeras brasileñas entre la concurrencia), se escuchan entusiastas “allez, allez” cada vez que los croatas atacan, se grita con júbilo el gol. También es muy festejado el gesto del árbitro japonés de pintar la raya del tiro libre, su astucia de inmediato se asocia a la proverbial ingeniosidad japonesa. (Nadie sospecha que el japonés se convertirá poco después en el villano). En el entretiempo, me doy cuenta de lo poco que sé sobre el equipo francés: con la salida de Ribery, se fue casi el único jugador que me decía algo. Así que la conversación junto al balcón, con otro fumador, se va inclinando hacia el pasado, hacia el mundial que ganó Francia, luego hacia el cabezazo de Zidanne, luego más atrás de vuelta, hacia el 86.

3. Más tarde, esa misma noche, circa 2 de la mañana, bandas de brasileños deambulan eufóricos por los alrededores de la gare de Lyon o toman una última cerveza en los bares que nunca cierran, o que se mantienen abiertos, a desgano, hasta muy tarde. (más…)

Karim Mostafa Benzema مصطفى كريم بنزيمة / por Mercedes Halfon

El himno nunca sonó
nadie supo explicar qué pasó.
Francia demostró sus superioridad
Ayudado por la impericia de su oponente
la figura fue vence-más
con dos tantos extraordinarios
que junto a un autogol
le dieron el triunfo al país franco-
Por otro lado,
¡qué lindas son las galas casacas azul noche!

benzema

Chau Frank / por Mercedes Halfon

La estrella de la selección gala, el mediocampista Frank Ribery, ha confirmado hoy su baja. No podrá disputar la Copa de Mundo de Brasil 2014 por una lesión en la espalda que venía arrastrando hace semanas. Pese a la esperanza del cuerpo técnico, el DT Didier Deschamps confirmó la suspensión, afirmando: “Esta mañana Ribery se detuvo mientras corría”.

franck-ribery-2056968948

Elijo Francia por esa idea, que ya tiene dos siglos, de ser el centro del mundo y París como capital global (París, capital del siglo XIX). Es un país que ha perdido territorio en todos los aspectos de la cultura y me pregunto qué va a pasar con el fútbol, si hay posibilidad ahí de ganar.  (MH)