#usa

Camino a la cuarta copa del Mundo / por Damián Ríos

Desde el penalazo que Sensini le hizo Voeller cuando Alemania era todavía la República Federal Alemana, al final del reinado de Maradona, Alemania no sale campeón. Después Maradona hizo dos papelones, en USA y en Sudáfrica, pero para qué amargarnos. Pasaron veinticuatro años de aquella final, que no jugó Caniggia. Se reunificó Alemania e incluso se hizo un mundial en Alemania, pero no volvió a salir campeón. Franz Beckembauer era el técnico y Lothar Mathaus el capitán. Esta vez Klose va a levantar la copa en el Maracaná y se va a retirar de los mundiales como lo que es, un gigante. En el grupo G los clasificados van a ser Alemania y Portugal, muy lejos de los infradesarrollados USA y Ghana. Por lo que se ve en el fixture, Bélgica o Rusia sufrirán la eficacia Alemana en octavos.

Estimamos con mi colaborador Tiell, creo que así se escribe, que el único cruce lógico posible de la delantera alemana con la divertida defensa argentina sería en la final. Ojalá. Mi colaborador se apura a pasarme algunos datos, por las dudas: sacando el partido en Sudáfrica, para no humillar, desde el gol de Burruchaga en el 86 que Argentina no le gana un partido a Alemania; desde que Roberto Ayala lo clavó a Lehmann en el 2006 el equipo Argentino no gana un cabezazo en el área, cuando el prestigioso Pekerman dejó tirado en el banco al joven Messi. Julio Cruz  entró por Crespo en la delantera, ¿qué es de la vida de Cruz?

Elijo América porque el pelado Bradley la rompe, elijo a América porque vamos a dejar afuera al equipo del desagradable CR7, elijo América porque tienen una liga de sóccer pujante, y porque nos dieron la palabra sóccer, que despreciamos, elijo América porque me gusta su camiseta suplente, elijo América porque elijo la libertad. (TF)