#miguelvillafañe

MF (Finales) / por Miguel Villafañe

Podría tranquilamente renunciar a escribir un comentario sobre el MF, pero estoy comprometido y ahora que las papas queman no voy a retroceder. Mucho ocurrió en estos días. Hasta el punto en el que decir que la SFBr. fue goleada 7-1 por la SFAl. Y que la SFArg. le ganó por penales  a la SFHol luego de un excelente partido de fútbol, de esos que mantienen la tensión segundo a segundo y que llegó a su climax con las brillantes atajadas de Romero y las excelentes ejecuciones de los jugadores argentinos encargados de patear para su selección, (un trabajo ultraeficaz), es repetir lo que saben hasta los niños de teta.  Honestamente a mi me hubiese encantado que a la final la jueguen la SFBr contra la SFArg. y que a la final la gane la SFBr, para que la fiesta en Brasil se prolongue un poco, como suerte de gratificación carnavalezca para los vecinos brasileños, que se lo merecen después de tremendo gasto de millones de euros, y para dejar de escuchar en estas tierras en imbécil “decime qué se siente…” Pero no va a poder ser, lo siento mucho por ellos y por mi salud mental.

Puesto el foco ahora, esta tarde jugarán la SFBr. contra la SFHol.  por el 3er puesto. Será un partido revancha para los dos seleccionados derrotados y eliminados  respectivamente de la Final de manera contundente. Yo había visto el partido que jugaron los brasileños contra los colombianos y no daba un mango por los locales: jugaron  horrible, con tosquedad, sin gracia y además, encima, la lesión de Neymar de la que inmediatamente los llanuros comenzaron a mofarse…  Al parecer, por estos indicios, una catástrofe se avecinaba. Y ocurrió. En cuanto a la SFHol., luego derrotada por la SFArg, le había ganado en ronda de penales a la SFCR., luego de cumplir al dedillo con una rutina prevista de antemano en la que estaba incluido el cambio de arquero un instante antes de terminar el segundo alargue, incidente que cayó como balde de hielo que sorprendió a todos: el arquero de “laboratorio”, especializado en atajar penales se haría cargo del asunto. Eso y otros rituales de “macho” ejecutados por el arquero holandés en el campo de batalla (solo faltó mear el territorio) combinados parecieron haber “atemorizado” a los jugadores costarricenses al patear, de tan mal que lo hicieron. Contaban con ese golpe de efecto para el partido que jugaron luego contra los argentinos y salió mal? Seguramente. Intervino el azar y se impuso contra la planificación.

Así llegamos a esta final, que se jugará mañana entre la SFArg. y la SAl. ¿Pronósticos? No puedo aventurarme ahora, seguramente mañana me tomaré unos instantes antes de que comience el partido y haré mis reflexiones finales.  Por lo que vi, la SFArg tiene un plus que no vi en la SFAl: pero esta es una apreciación puramente subjetiva, carece del rigor de análisis de los comentaristas de moda. Sólo sé que no me resultaría grato que gane el equipo alemán porque sería una vez más el triunfo de lo mecánico, la planificación, los laboratorios. Además lo quiero mucho a Alejandro Sabella, que fue un gran jugador de fútbol, suplente de Alonso, que lució la 10 de River unos cuantos años en la década del 70 y lo hizo tan bien. Además dirigió un Estudiantes de la Plata letal. Aún hoy recuerdo que la última vez que fuimos a la cancha de River con todos mis hijos, Estudiantes le ganó, para estupor de todas las tribunas locales  4-0, y quiero lo mejor para él.

Sabella parece boludo, no lo es.

MF 3 / por Miguel Villafañe

1.-

HOY ES SÁBADO 15 DE JULIO, son las 9.30 y en pocas horas la SFARg. se enfrentará a la SFBel. por 4tos de final en el MF Brasil 2014. También falta jugar a la SFHol. con la SFCR.: partidazo, no me lo pierdo por nada. Ya están clasificadas la SFBr. (mi preferida) y la SFAl. (una de las favoritas). Ayer vi el partido entre la SFCol. (una de mis favoritas) y la SFBr. Luego del 2-1 a favor de los locales, dos motivos contrapuestos generaron sensaciones contradictorias que me inquietaron un rato, breve, hasta que tuve que ocuparme de la cena: perdió el partido quien quería yo que gane  pero lo ganó quien me gustaría que sea Campeón. Y además, encima: se lesionó Neymar.  Ya sabemos que en la tonta especulación del macho futbolero argentino, el de la “hinchada Quilmes”, el de “Brasil decime qué se siente…”,  que Neimar quede afuera del MF es música dulce para su cerebro entrenado en la “ventajita”: en su razonamiento de larva, fuera Neimar,  la SFBr. se tornaría menos peligrosa y vulnerable… No lo creo. Espero que los jugadores brasileños se fortalezcan y con el apoyo de su magnífica “torcida” puedan vencer sin complicaciones a los representantes del país de los “laboratorios”, y también espero que la SFArg. pueda avanzar en 4tos y en Semifinales y así llegar a una Gran Final en la que, sin Neymar, la SFBr, se corone Campeona. Aunque lo mejor, siguiendo una fantasía digna de Roberto Fontanarrosa, sería que empaten y que vayan a penales y que los jugadores los pateen afuera o sin violencia  a las manos de los arqueros indefinidamente y que, por extinción del tiempo natural del espectáculo, por aburrimiento y desinterés, se lo dé por empatado 0-0, transformándose así el MF de Brasil 2014 en el primero en el que dos equipos comparten el Campeonato. Pero eso no ocurrirá, ni en los dibujos de animé japonés. De este MF no espero  heroísmo, ni  sacrificio, ni desapego, ni virilidad. Sólo formas degradadas espero porque es lo que hay, como se dice,es la “oferta”. Como el caso del jugador (y uno de sus emblemas mediáticos) de la SFARg. llamado  Lavezzi que, para jolgorio y asco de los que tienen que sufrir su tendencia al exhibicionismo, aprovecha la “movida” y factura mostrando pectorales y abdomen  siempre sugiriendo, con carita de baboso, mientras no puede destacarse como futbolista, una compensación acorde con el interés “real” de un segmento de los espectadoras, aperentemente, una vez más, porque sabemos que donde pone el foco la prensa, está la realidad. Y de a ratos está en la jeta de Lavezzi, de a ratos en la de Messi y entre zi y si, irrumpe, inevitable, no. No me simpatizan ni sus proyecciones ni nada de lo que venden, nada. Por eso pienso que sería aleccionador para estos muchachos llegar hasta ahí, porque hasta ahora es premio: no demostraron querer-ir-más-allá. Tal vez hoy, en un rato, no más, lo demuestren como hizo ayer la SFBr. (más…)

Notas sobre el MF / por Miguel Villafañe

1.-

Ya transcurrió la primera ronda eliminatoria del MF Brasil 2014. Algunas selecciones de futbolistas quedaron afuera del  mismo: Ecuador, Japón, Bosnia, un puñado de selecciones de países africanos y asiáticos y algunas  ultramenores como España, Inglaterra e Italia. Un alivio: dejaremos de padecer el triunfalismo español y el italiano tan irritantes como el de sus descendientes en el exilio llanuro, los llamados “argentinos”.  Por otro lado, hacia la segunda fase —con amplias expectativas de seguir avanzando—, las selecciones de futbolistas  de Suiza, Alemania, Holanda y Brasil y, en otro grupo, los futbolistas seleccionados de Chile, Colombia, Uruguay, Argentina, etc., quienes concitarán la atención y el fervor de los hinchas sudamericanos que las quieren ver Campeón… Como ya lo dije, este redactor desea que  al MF lo gane la SFBr., bastante invirtieron en la fiesta, bastantes quilombos internos vinculados con la economía  tienen y no hay por qué, como se dice, ir a “escupirles la freijoada”, y mofarse de ellos en la cara. Además los futbolistas brasileños  me caen mejor que los jugadores de la SFArg. quienes hasta ahora demostraron ser  un puñado de atletas que solo lucen cuando juegan con otros atletas de alto rendimiento especializados en fútbol  en la Liga Europea (y no con sus con nacionales, a los cuales detestan y envidian, se nota la falsa camaradería que los une en las imágenes que transmiten los medios masivos de sus  llamados “entrenamientos”)  y por sus gestos totalmente reñidos con el fair play ( por ejemplo festejar el gol en contra de Bosnia en el 1º partido, rociar con agua al DT y reírsele en la jeta, como el frustrado Lavezzi).

También me gustaría que Colombia llegue lo más alto posible: me da alegría verlos festejar y agradecer a Dios cada vez que hacen un gol. Pero reflexionando luego, para ser honesto, ¿Cuál sería mi actitud si la SFArg. fuese eliminada el martes en su partido contra Suiza? ¿Y si queda relegada a un segundo, tercer o cuarto puesto, eso me daría alegría, satisfacción? No sé… No sé… Pienso en los niños y niñas pequeños y sus conciencias lavadas con el insistente “la pulga la pulga la pulga” o “masche masche masche” o “el pipita, el pipita el pipita”, también por las imágenes torturantes de la TV Pública con el martilleo insistente tras un heroísmo hueco que remite —entre otros tan lamentables— al irritante Tamborcito de Tacuarí y demás vestigios de una iconografía decadente, que apesta, condicionados como idiotas sus sentimientos de acuerdo a si la pelota entra en un arco o en otro, pienso en esos niños y en sus padres también imbéciles y digo, más bien, en qué clase de ser insensible me he transformado que no puedo gozar de la fiesta popular que me propone la FIFA  cada cuatro años.

Pienso en los niños, insensatos y estupidizados ante la tele, pienso en sus progenitores  que deberían ocuparse de ofrecerles un mejor entretenimiento y sólo siento asco…, y pienso, bueno: que gane la SFArg., si a mí me importa una mierda el MF, porque,  pienso que, bueno,  no está mal imbecilizarse cada tanto, total vamos con la cabeza llena de mierda siempre,  así que si en lugar de mierda la cargamos con una pelota que va y viene, que va y viene, que va y viene, mientras algunos la corren, otros la patean, otros la cabecean… qué importa: no soy un tarado como Sebreli!

2.-

Hoy para ponerme al día con el MF compré un paquete de figuritas oficiales de Panini ($5.-): algunas ya no sirven de nada, como por ejemplo una donde están todos los jugadores de la Selección de Fútbol de Australia, otra de Yasuyuki Konno de la SFJap.. Sí hay en el paquete una con el escudo de la DEUTSCHER FUSSBALL-BUND: una belleza. Un águila negra con las alas extendidas sobre fondo blanco, enmarcada en un círculo acero y, al pie los colores de la bandera de Deutschland. Negro, rojo, amarillo. Los creadores del fútbol moderno. ¿Será premonitorio? ¿Aumentará de valor esta figurita si la SFAl. gana el MF? No lo sé.  Además en el mismo lugar donde compré las figuritas me compré la Revista Olé ($5.75) con mucha información sobre el partido Argentina (3)-Nigeria (2). Entre fotos de atletas enfundados en los colores de sus banderas nacionales,  lo más impactante: la  publicidad de un método para facilitar la erección del miembro viril a varones  impotentes (en este número de colección hay 2 anuncios a página completa sobre el “producto”). Notable, si consideramos que el principal valor que exuda la revista es una dosis alta de testosterona   y el consabido olor a “huevo”, que se opaca ante la sospecha de que seguramente entre los lectores a alguno no se le para. Por otro lado, pensaba, creo, si mal no recuerdo,  ¿a algún gomero o tallerista  se le ocurriría pegar el poster donde luce  semejante hembra en una pared del taller entre llaves, destornilladores y otros fierros a sabiendas de que donde antes había un  macho vergadura ahora yace  un cocainómano y alcohólico impotente que necesita de estímulos para simular que “se la banca”?

Sí sé que mi colección de figuritas y publicaciones sobre el MF va creciendo. Una vez terminado el MF voy a juntar todo eso, lo que acumule, más estas notas y lo guardaré en una caja de archivo con el rótulo “MF BRASIL 2014”: se lo legaré a la posteridad, para que queden vestigios de las idioteces a las que se dedicaba un ser humano ocioso a principio del S. XXI. (más…)

MF / por Miguel Villafañe

1.-

El Campeonato Mundial de Fútbol de la FIFA (MF) se juega cada 4 años en distintos países. El último MF se jugó en Sudáfrica y lo ganó la Selección de Fútbol de España (SFE). De ese Mundial recordaremos al inefable director técnico de la Selección de Fútbol Argentina (SFA) en “aquel entonces”, Diego Maradona, quien en la ronda clasificatoria, como anticipo del bochorno de la goleada 0-4 ante Alemania, luego de una “gesta heroica”, acuñara ante la prensa algunas de sus frases célebres (“Chupala…”, “Seguila chupando…”), para luego reescribirlas  en un jocoso “Que lo chupen todos” que  devolvió a sus jugadores, incluida la súper estrella Lionel Messi, a la etapa oral. Esta genialidad de la perversión, esta puesta es escena de la  fantasía de nuestro querido Dié, fue la enseñanza que nos quedó de aquellos días.
También el asco ante los festejos de la grey española por sentirse campeones, todos preferíamos que gane la Selección de Fútbol de Holanda. Así, claro, pensando en Holanda, no hay más remedio que remitirse a otro glorioso MF, cuando la SFA ganó su primera copa ante la “Naranja Mecánica”. De la experiencia de Mundial 78 (además de repudiarlo con insistencia dada la tendencia a negar graciosamente nuestras complicidades porque “está sucio con sangre y mentiras”) heredamos todos los clichés que luego constituirían la retórica, el folklore del MF en este país: Clemente con la bandera anudada al cuello, la corneta, los papelitos, el imbécil festejo en el Obelisco… Todos esos elementos de la mise en scène que luego serían capturados por los publicistas y que ahora constituyen al estereotipo del hincha argentino que vemos en cuanto anuncio de productos se nos ocurra, para consolidar de paso nuestra tendencia a la xenofobia, el cretinismo, el fascismo más abyecto.

(más…)