#flea

Sensatez y sentimientos / por Cecilia Eraso

flea-red-hot-chili-peppers-mexico-300x194

Ahora sí ya creo, dice la prensa mexicana. Pero para el sensato y ganador Oribe Peralta aún quedan duros partidos por delante así que “festejemos cuando hayamos pasado de ronda”. Es sensato, es realista, es levemente pesimista aún habiendo ganado. (Herrera, el DT, gritó ese gol como un endemoniado. Es esperable, es entendible, es catártico). Todo realismo es pesimismo, dicen. Así que si se quiere tener esperanza, hay que proyectarse hacia el futuro, hacia lo todavía-no. Hay que soñar. “Vivo del error ajeno” dijo Samuel Eto’o una vez. Y también dijo que vive en Europa pero duerme en África. Que sueña con África. Me gustan sus declaraciones: es provocador, excéntrico y derrochador, es incorrecto y arrogante. Pero hoy el sensato y moderado Tri ganó y ni siquiera los bestiales errores del árbitro le dieron chance a Eto’o.

Soy una persona sentimental, aunque no lo parezca. Quiero decir, lo que más me hace sufrir como espectadora de un partido de fútbol es el equipo que va perdiendo. Es un caso de empatía. Si es mi equipo, sufro, claro; pero si el mío va ganando, sufro por el Otro. Tal vez sea  la piedad (maternal) femenina, o mi radical desconfianza ante la imagen del guerrero nietzscheano que aplasta las cabezas de los débiles que lo merecen pero mientras veía recién cómo a los cameruneses el triunfo se les escurría de las manos y de todo el cuerpo, lavado por la lluvia torrencial del trópico brasilero, disfruté un poco menos la ventaja mexicana. Preveo que me va a pasar mucho, como en todos los mundiales, con los equipos menos favorecidos.  Pero fue triunfo para el Tri, con muchos “ole” y abucheos para el seleccionado camerunés: el ritual de lo habitual.  “Come on México I love you like crazy” tuiteó Flea, el bajista de los red Hot Chilli Peppers, indignado además por el arbitraje. Porque a la baja California, de a poco, la están reconquistando. Como decía aquella chica de Los Ángeles al comienzo de una canción de Jane’s Addiction (en un español horrible) “Sras y sres, nosotros tenemos más influencia sobre sus hijos que uds tienen, pero los queremos”.

Hubo dos goles robados en los jardines de Natal hoy mientras el agua oscurecía la tarde, empapaba las remeras, se metía por los ojos y las bocas abiertas de los cameruneses.

Flea en la bombonera